«El Bachillerato supone la transición entre el largo período escolar y el futuro universitario. Es un momento que pone a prueba a profesores y a alumnos. Para nosotros, los docentes, es el último reto para lograr lo mejor de nuestros alumnos. Para ellos, los alumnos, representa la etapa en que, bajo su responsabilidad, deben tomar aquellas decisiones que los encaminarán hacia la vida universitaria.

Para los que hemos tenido el honor de ser profesores fundadores del colegio y por tanto haber acompañado a un gran número de alumnos en la recta final de su formación, nuestra mayor satisfacción reside en haber colaborado en su crecimiento académico, pero, sobre todo, en su crecimiento personal. Conocimientos y valores van unidos en nuestra labor diaria para conseguir que nuestros alumnos adquieran una educación integral.»

15 / 01 / 18