Innovación educativa en NACE Schools con la Flipped Classroom

Qué es la Flipped Classroom

Muchos de vosotros os preguntaréis qué es la Flipped Classroom, o también conocida como la “clase invertida o al revés”. Se trata de un nuevo modelo pedagógico que invierte el modelo tradicional de clase. Una técnica en la que los alumnos aprenden online desde casa a través de los materiales que el profesor les proporciona y consolidan los conceptos en el aula. Es decir, el profesor ejerce de guía mientras los alumnos aprenden en casa y, una vez en el aula, realizan los deberes para así afianzar los conceptos con la ayuda del profesor.

La tecnología y el aprendizaje son los dos componentes fundamentales para este nuevo modelo que apuesta por la innovación educativa y que va más allá de una simple actividad. La Flipped Classroom tiene un enfoque integral e incrementa el compromiso y la implicación de los estudiantes, mejorando así su comprensión y motivación.

Cómo surgió este método

En el año 2007 dos profesores de un instituto de los Estados Unidos se dieron cuenta de que sus estudiantes faltaban a clase con frecuencia y decidieron grabar sus lecciones en vídeo y publicarlas en Internet para que así las pudieran trabajar en casa. Así mismo, también observaron que, a través de este método, en clase podían prestar más atención a las necesidades individual de cada alumno, ya que cada alumno es único y aprende a su ritmo. De este modo surgió la Flipped Classroom, en la que la parte más mecánica del aprendizaje se realizaba en casa y la más práctica en el colegio.

Qué beneficios aporta

Muchos de los colegios de NACE Schools ya han podido comprobar los beneficios de la Flipped Classroom. Este método educativo permite a los estudiantes recibir un feedback más instantáneo y aprender a su ritmo, cosa que fomenta su motivación hacia el aprendizaje. En casa los alumnos pueden visualizar la lección tantas veces como sea necesario, y en el aula el profesor resuelve todas las dudas.

La innovación educativa que supone este modelo aporta los siguientes beneficios:

  • Permite al profesor dedicar más tiempo a las necesidades individuales.
  • Es una oportunidad para que el profesor pueda compartir información, no solo a los alumnos sino a toda la comunidad.
  • Crea un ambiente de aprendizaje colaborativo y activo en el aula.
  • Involucra a las familias en el proceso de aprendizaje.

El cambio educativo

Educar en el siglo XXI implica ir más allá de la clase y guiar a los alumnos a conseguir su máximo potencial. Esto implica una atención a la diversidad que la Flipped Classroom tiene muy presente. Muchos de los centros de NACE Schools ya han probado esta nueva didáctica con resultados positivos, ya que permite una educación personalizada. El profesor puede adaptar los materiales y el alumno puede dedicar el tiempo que necesite a aprender los conceptos en casa. Cada niño es único y requiere una atención.

21 / 01 / 16